jueves, diciembre 18, 2008

ABDUCCIONES ESNOBISTAS


Se quiebran las manos
las uñas, la lengua, la boca
Se desgarra la garganta
Se cae a pedazos el deseo de hablar
Todo se precipita a un barranco de palabras rotas
Se traban los sentidos
No puedo hilvanar los argumentos
Me canso de pensar en la ignorancia
los círculos viciosos que se abrieron
y se tragan por montón a los incautos
Redes de púas anestesiadas
que siembran flores de esquirlas
de aparente tolerancia
pero acumulan rinocerontes aislados
en butacas disfrazadas de erudición
Con verborreica superchería
abren basurales de huesos secos
militancias perennes de ideas inconclusas
que no quieren distinguir
por sus limitaciones artificiales
¿Quién hablo de jugar con los diccionarios
o siquiera subirse a las estanterías?
Tan solo les gusta exhibir alocuciones estrepitosas
de modestias aparentes
a los hambrientos de sonidos contradictorios
pero caen como balcones desbocados por la inercia
y su paseo inmobiliario lo infectan de pigmentos
dándole más perspectiva a los curiosos
que los admiran por el arrojo estrafalario
y no saben que es un tropiezo de incoherencia
que lo disfrazan con palabras de difícil pronunciación
pero ocultan su desnudez monumental
con cartones de timbres importantes
que utilizan para penetrar entidades presuntuosas
que validen sus artificios estrambóticos

definitivamente soy extranjero que habla en otra idioma

No hay comentarios.: